La filosofía concebida como un saber específico nació en las colonias griegas de Asia Menor en el siglo VI a. C. Los primeros filósofos fueron ciudadanos liberados del trabajo, gracias a la esclavitud, y favorecidos por la apertura de mente que conllevó el abandono de los lugares de origen para colonizar las islas del mar Egeo y las costas de la península de Anatolia (actual Turquía). Precisamente en Mileto, una de esas colonias, vivió Tales, considerado el iniciador de la filosofía.

Pero ¿en qué consistió la originalidad de Tales para que le hayamos concedido ese honor? Otros habían ofrecido antes explicaciones sobre el origen de todo lo que nos rodea, pero no habían recurrido a la razón, sino a la imaginación y la fantasía.

Se considera a Tales de Mileto el iniciador de la filosofía occidental porque fue el primero que se atrevió a ofrecer una explicación sobre el origen de la naturaleza empleando la observación y el entendimiento como herramientas.

En Tales se encuentran algunas de las características fundamentales de la filosofía:

-Se inicia con un reconocimiento de la ignorancia. El filósofo cuestiona y asume que no sabe lo que los demás dan por sabido. Así, se prepara para emprender el verdadero camino de la filosofía, que lo conducirá a pensar a fondo por sí mismo hasta encontrar sus propias respuestas.

-Es un saber teórico que aspira a transformar la realidad. Quien se acerca a la filosofía no lo hace para aprender a fabricar algo, sino para satisfacer su afán de saber, para comprender mejor la realidad y perfeccionarla en lo posible.

-Posee afán de universalidad. La filosofía no rehúye ninguna cuestión que el ser humano pueda plantearse, por muy general que esta sea. Otras disciplinas, en cambio, seleccionan un aspecto concreto de esa realidad y rehúsan responder a todo lo que no esté estrechamente relacionado con su objeto de estudio.

-Utiliza la razón como instrumento de conocimiento. El filósofo elabora sus doctrinas a partir de una reflexión racional. Cuando quiere defender una idea o mostrar un error, recurre a la argumentación racional.

-Es un saber radical. Igual que no renuncia a responder a ninguna pregunta, tampoco se detiene hasta llegar a la raíz desde la que surge una auténtica respuesta.

El nacimiento de la filosofía significó una apuesta decidida por la razón. Los primeros filósofos solo aceptaron como válidas las explicaciones racionales. Ahora bien, ¿qué es una explicación racional?

La explicación racional precisa que no todo pensamiento se puede calificar como racional. A veces, pensamos de modo irracional. Para que una explicación pueda considerarse racional, es preciso que cumpla una serie de requisitos. Así, las explicaciones racionales han de ser:

-Sistemáticas. La razón crea un marco general en el que se integran todos los pensamientos, racionales, que constituyen un sistema en el que no hay elementos aislados.

-Coherentes. Los conocimientos alcanzados por medio de la razón tienen que ser compatibles entre sí. La aparición de una contradicción es síntoma de que se ha producido un error en el razonamiento.

-Metódicas. Las explicaciones racionales se basan en el uso de un método racional. Existen varios métodos que, en general, consisten en una secuencia de pasos conectados entre sí y que siguen un estricto orden lógico.

-Universales. El objetivo de la razón es conocer la verdad, y esta es igual para todos. Por tanto, los conocimientos racionales deben ser válidos para quienquiera que se acerque a ellos, es decir, han de ser universales.

-Autónomas. Las explicaciones racionales pueden recurrir a fuentes externas, como los sentidos, para obtener datos en los que basarse. Sin embargo, sus conclusiones no están sujetas a la tutela de ninguna instancia superior.

-Tolerantes. Una explicación racional siempre tiene que estar dispuesta a aceptar una revisión o una crítica. Solo hay una condición que deba cumplir cualquier revisión crítica de una explicación racional: que ella misma se haya construido empleando argumentos racionales.

En resumen, el saber concebido como explicación racional y enfrentado al mito es la base de la filosofía. Una explicación racional será válida si los argumentos en los que se cimenta pueden ser entendido y revisados por cualquiera que posea uso de razón.

(Francisco Ríos Pedraza. Filosofía 1Bachillerato. Editorial Oxford. Madrid. 2022)