SOLIDARIDAD, LIBERTAD Y RESPONSABILIDAD

1. LA SOLIDARIDAD.

La solidaridad es un sentimiento que nos une a los demás. Consiste en la preocupación por el bien de los otros y en la compasión que se siente ante el dolor ajeno. La solidaridad significa lo siguiente:

*Reconocer nuestra necesidad de ayuda mutua y respeto.

*Aceptar que existen derechos y responsabilidades comunes.

*Realizar actos de cooperación.

El poder de la solidaridad es tan grande que, cuando lo ponemos en práctica, nos hacemos inmensamente fuertes y podemos asumir sin temor grandes desafíos. La solidaridad cambia el mundo, lo hace mejor, más habitable y más digno. Por eso, la solidaridad es una virtud necesaria para el proyecto ético común. La solidaridad complementa a la justicia.

Nuestro proyecto es crear un mundo justo. Para eso debemos colaborar. Los insolidarios se desentienden, quieren aprovecharse de los demás o hacerles daño.

Es muy normal oír después de una tragedia “me solidarizo con las víctimas”. ¿Qué significa eso? Que me siento unido a ellas por un sentimiento de interés, preocupación y compasión. Que acepto la responsabilidad que tengo de intentar ayudar en su desgracia, y que realizo los actos de cooperación o de ayuda necesarios.

Para ser solidario tenemos que reflexionar sobre la situación de todos los que están en una circunstancia menos favorecida que nosotros y no cerrar los ojos frente a sus problemas y necesidades. Si hay una causa en la que creemos y sabemos que podemos colaborar, debemos hacerlo sin dudarlo.

2. EL PRINCIPIO DE RECIPROCIDAD.

La guía para ser solidarios se encuentra en el principio de reciprocidad: “Haz a los demás lo que te gustaría que hicieran contigo”. Cuando estamos en un apuro, nos gusta que alguien nos eche una mano. De modo que, si una persona se queda sola y desamparada, debemos atenderla. Si hay una catástrofe en un lugar lejano, los países desarrollados deben ayudarle.
La necesidad de participar y actuar debe estar motivada por la obligación que tenemos de luchar por un mundo mejor. Si no colaboramos en esta lucha, sería como si, en un trabajo en grupo, uno no hiciera nada y se aprovechase del esfuerzo de los demás.

3. LA RELACIÓN ENTRE LIBERTAD Y RESPONSABILIDAD.

La libertad va asociada a la responsabilidad porque es su fundamento. Como somos libres de actuar según nuestra voluntad, debemos responder de nuestros propios actos. “Responder” y “responsabilidad” son palabras relacionadas.
Responsabilidad quiere decir “capacidad y, quizá obligación, de responder de algo; debe de dar razón de lo que uno ha hecho, dicho u omitido”. Por eso debemos asociar la responsabilidad con hacer lo que se ha prometido o ser consecuente con la palabra dada. Quien adquiere una responsabilidad tiene que responder de ella ante alguien.
Solo somos responsables si somos libres. El valor de la responsabilidad va asociada con un compromiso, pero este compromiso se tiene que asumir libremente.
Las personas libres piensan muy bien lo que van a hacer antes de hacerlo, porque saben que libertad no significa “hacer lo que yo quiera”. Saben que nuestros actos tienen consecuencias, buenas o malas, según el grado de responsabilidad con que actuemos.
No solo somos responsables de las cosas que hacemos, sino también de las que no hacemos si estamos obligados a ellos. Si alguien se encuentra a un herido en la carretera y se marcha sin atenderle, es responsable de no haberle ayudado. Existe la obligación moral y legal de ofrecer ayuda.

4. LA RESPONSABILIDAD COLECTIVA.

Cada uno es responsable de lo que hace, pero hay además una responsabilidad colectiva. El cuidado del medioambiente es una responsabilidad colectiva. Si compramos ropa que sabemos que ha sido fabricada por niños, somos en parte responsables de que eso suceda.
Se tiene responsabilidad colectiva de las situaciones que no dependen de los actos de muchas personas. Por ejemplo, el calentamiento global no es culpa de una sola persona: todos los que consumimos energía en exceso somos responsables. Por eso tenemos que ser consumidores responsables, para que nuestra forma de vida sea compatible con la naturaleza y con el respeto de los seres vivos.

5 ¡A TRABAJAR!

A PENSAR: En un pueblo hubo una gran sequía un verano. Muchos habitantes del pueblo eran agricultores, y sus cosechas se secaban. Pero un vecino regaba sus flores todas las tardes y a veces bañaba a su perro para que no pasara calor. Los demás le decían que debía ahorrar agua, pero él contestaba: “Yo pago mis facturas de agua, así que tengo derecho a gastar toda la que quiera”.

a) Aunque lo que hacía era legal, ¿crees que era solidario? ¿por qué?

b) ¿Cómo solucionarías esta situación?

A LEER Y PENSAR: “Para que no haya protestas violentas en las calles los gobernantes deben permitir a los ciudadanos que tengan libertad de pensamiento. Además, tendrán que gobernar tratando de que exista la concordia entre las personas. De este modo, en un estado democrático la gente se pone de acuerdo para actuar según las leyes que todos aceptan, aunque no es necesario que piensen igual. Como es imposible que todas las personas piensen y razonen igual, acuerdan que las leyes sean las que vote la mayoría y que siempre se puedan cambiar si la mayoría decide que hay leyes mejores. Por tanto, cuanta menos libertad exista para expresar una opinión el gobernante deberá ejercer más violencia contra el pueblo” (Spinoza ).
¿Si hay más libertad de expresión hay menos violencia?

A IMAGINAR: Si tuvieras un anillo que te permitiera se invisible cada vez que te lo pusiera, ¿harías las siguientes cosas sabiendo que nadie te podría descubrir? Explica en cada caso por qué lo harías o por qué no, y sus consecuencias.

a) Me subiría gratis en el avión.
b) Me pondría una nota mejor en Matemáticas.
c) Asustaría a unos ladrones que tratan de robar a una mujer.
d) Iría a un partido de fútbol y molestaría a los jugadores del equipo rival.
e) No usaría nunca el anillo, lo destruiría porque es muy peligroso.
f) Gastaría bromas a la gente por la calle.
g) Me llevaría videojuegos de la tienda sin pagarlos.
h) Me llevaría muchas medicinas de la farmacia para repartirlas entre quienes las necesitan pero no las puede pagar.

VOLVEMOS A PENSAR: De las siguientes mentiras: ¿cuáles te parece que son perdonables?, ¿cuáles te parece que son inaceptables?

a) Pablo dice en público que se solidariza con las víctimas de un incendio que está ocurriendo en ese momento, pero no les ayuda. Luego sabemos que el miedo lo paralizó.
b) Mario le dice a la profesora que un compañero ha copiado en el examen y luego la profesora descubre que no era verdad, que no copió.
c) Rocío habla muy mal de Aurora, le insulta e incluso miente sobre ella. Luego sabemos que algunas cosas sí son ciertas, como que Aurora le había robado varias veces.
d) Alguien dice siempre cosas muy bonitas a todas las personas. Incluso lama guapas e inteligentes a las personas que no lo son.
e) Anael le dice a su amigo (que está enfermo) que su dolencia no es importante, aunque el médico le ha dicho a Anael que su amigo sí que tiene una enfermedad muy grave.
f) Pedro le dice a su padre que ha terminado de arreglar su habitación, pero no lo ha hecho. Miente para poder irse con sus amigos.

A ESTUDIAR:

a) Define solidaridad.
b) ¿Qué dice el principio de reciprocidad?
c) ¿Cuál es el fundamento de la responsabilidad?
d) ¿Qué significa que “me solidarizo con las víctimas?
e) ¿De qué somos responsables?
f) ¿Qué es ser un consumidor responsable?

(AA. VV. Valores éticos 1 eso. Editorial SM. Madrid. 2015)

LOMCE CANARIAS

Criterio de evaluación 1. El alumnado explica en qué consiste el concepto de virtudes tales como la solidaridad y la responsabilidad.
Estándares de aprendizaje evaluables: 19 toma conciencia y aprecia la capacidad que posee para modelar su propia identidad y hacer de sí mismo una persona tolerante, solidaria, libre, etc.; en una palabra, digna de ser apreciada por sí misma.
Bloque de aprendizaje I: La dignidad de la persona.
Competencias: AA, CSC, SIEE

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.

Buda (563 AC-486 AC) Fundador del budismo.

Área privada

Hay 324 invitados y ningún miembro en línea

ACFILOSOFIA usa cookies para darle un mejor servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto